El 39% de los fondos se destinará a la transición ecológica, el 29% a la transformación digital, el 10% a educación y formación y el 7% a investigación y desarrollo

El Plan de Recuperación y Resiliencia, el documento que recoge todas las inversiones y reformas que se harán con las ayudas europeas en España hasta 2023, estructura la utilización de los fondos en 20 programas tractores. La transición al vehículo eléctrico a través de una estrategia de movilidad sostenible, conectada y segura será la partida más importante. A continuación, la rehabilitación de vivienda y regeneración urbana, la modernización de las administraciones públicas, la digitalización de las pymes y el 5G serán los destinos más relevantes de la inversión.

El Estado pondrá recursos y colaborará con el sector privado para lanzar proyectos que aseguren que España se convierta en un país líder en estas áreas calificadas como tractoras. Para impulsar estas líneas, el Gobierno ha creado la figura de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE), iniciativas “de carácter estratégico con gran capacidad de arrastre para el crecimiento económico, el empleo y la competitividad”, según recoge el real decreto-ley que regula los fondos europeos y que crea esta figura. De esta forma, por cada euro de inversión, se espera que el PIB mejore en más de un euro.

El PERTE se entiende como una autopista administrativa que permite agilizar todos los procesos; debe contar además con financiación privada, que se estima en el rango de unos cuatro euros privados por cada uno público, y se puede articular mediante contratos, subvenciones, consorcios o agrupaciones. Entre los criterios que se valoran para declarar un PERTE, este debe contribuir al crecimiento, remediar importantes deficiencias de mercado y tener un elevado carácter innovador o aportar un considerable valor añadido. Los seis proyectos estratégicos (PERTE) que ha perfilado el Gobierno son el coche eléctrico, el hidrógeno de origen verde, la industria aeroespacial, la agricultura sostenible y eficiente, el uso del español en la inteligencia artificial y un sistema nacional de salud puntero que, unidos a otro centenar de hitos, aseguran a España el primer desembolso de Bruselas

El detalle sobre los PERTE es todavía escaso. De hecho, algunas fuentes empresariales se quejan de la falta de claridad y transparencia en su preparación. Sin embargo, el Gobierno alega que está publicando consultas al mercado que sirven de orientación y ya se empiezan a articular en sectores como el agroalimentario, aeronáutico, sanitario, energías renovables e inteligencia artificial.

El Consejo de Ministros ya ha aprobado el plan con el detalle de las reformas e inversiones por importe de 70.000 millones de euros que el Gobierno prevé ejecutar entre 2021 y 2023 con cargo a los fondos europeos. El documento será remitido a la Comisión Europea antes del 30 de abril y estos tendrán un plazo de dos meses para dar el visto bueno definitivo.

_____________

ECIJA Advisory

info@ecija.com