Expansión publica cómo Facebook Shops puede vender productos falsificados.

La consolidación de Facebook como marketplace no escapa a las obligaciones legales que toda empresa debe cumplir al vender sus productos en internet

Facebook consolida su apuesta por la intermediación de servicios en línea con la puesta en marcha de su iniciativa “Facebook Shop”. La medida se publica en un momento en que las ventas on-line están al alza y el comercio minorista se ve en la necesidad de abrir nuevos canales de venta. Facebook Shop facilitará a los comerciantes mejor acceso a su clientela optimizando la experiencia del usuario y les permitirá vender su producto o servicio también en Instagram y Whatsapp. Con este nuevo canal de venta, se permitirá a comerciantes combinar los sistemas de segmentación y perfilamiento de usuarios de Facebook para el diseño de estrategias de publicidad y marketing. Además, será posible para el pequeño y mediano comercio acceder a la venta directa de sus productos a través de cualquiera de las redes sociales de la compañía.

Este movimiento coincide con un momento de cambios normativos de peso en la Unión Europea y su estrategia para un Mercado Único Digital, que afecta de pleno al sector de la intermediación en línea y al e-commerce, en lo que se conoce como el New Deal for Consumers. El nuevo servicio de Facebook requiere que todos aquellos comerciantes que se lancen al mercado en línea, cumplan con las obligaciones propias de las ventas a distancia recogidas en la normativa vigente (y en la que está por trasponer) de consumidores y usuarios.

Todo comerciante que desee iniciar la venta de sus productos y servicios a través de Facebook Shop en el territorio de la Unión Europea, deberá establecer medidas apropiadas para la venta en línea, de las cuales Facebook no se hará cargo. Entre otras, destacan las siguientes:

  • La puesta a disposición del consumidor de la información precontractual, contractual y poscontractual que por ley se requiere, así como de la descripción de los derechos que asisten al consumidor en caso de disconformidad con los productos o servicios adquiridos y el ofrecimiento de medidas alternativas para solventar dicha disconformidad con el producto o servicio suministrado;
  • el envío de una confirmación de los bienes adquiridos o servicios contratados con un detalle de los mismos;
  • una política y procedimiento de envíos, devoluciones, y desistimiento del contrato firmado con el consumidor;
  • los mecanismos establecidos por el comerciante para la fijación de precios de los productos ofertados; o
  • una política de privacidad bien definida teniendo en cuenta la interconexión existente con el servicio de intermediación en línea desde la que el usuario adquiere los bienes o contrata los servicios.

La iniciativa de la compañía, que llegará a España en los próximos meses, por atractiva que pueda ser, no escapa a las obligaciones jurídicas que deberá asumir, sin lugar a dudas, todo comercio minorista que decida embarcarse en la venta on-line a través de Facebook, WhatsApp o Instagram.

________

IT, Risk & Compliance

+ 34 933 808 255

info.barcelona@ecija.com